viernes, 13 de abril de 2007

ADELANTE LA EMANCIPACIÓN DE LATINOAMÉRICA

Hoy tenemos una buenísima noticia que celebrar: la República Bolivariana de Venezuela da un paso más en su emancipación del Imperio recuperando para el Estado, para todos sus ciudadanos, la propiedad de los recursos petrolíferos de la nación. Los venezolanos podrán beneficiarse en su vida diaria del aumento del caudal económico de las arcas del Estado que esta recuperada propiedad producirá: mejor sanidad, mejor educación, mejores infraestructuras. Todo pagado con dinero que antes iba a parar a manos de los magnates del petróleo y accionistas minoritarios de sus empresas (que son en cuanquier caso personas acomodadas de los países ricos).

El “dictador totalitario” Chávez lo ha hecho posible, lo que nunca antes ningún mandatario venezolano había logrado. Tal vez ahora vayamos comprendiendo porqué los venezolanos lo votan masivamente, y también por qué las televisiones privadas, propiedad de las multinacionales extranjeras que se han visto privadas de su cuerno de la abundancia, lo atacan permantentemente en sus informativos orquestando feroces campañas de descalificación. Y por qué Chávez, usando los medios legales a su alcance, cierra y acalla la voz de esos altavoces de los enemigos del pueblo, que buscan engañarlo y manipularlo para enfrentarlo con su valedor y que provoquen su caída, para ellos poder recuperar su chorro de petróleo gratuito. Entre los medios que atacan a Chávez con este objetivo se encuentra nuestro “El País”, en cuyas páginas a diario se publican tendenciosos artículos que van de la mofa de las particulares costumbres del presidente al alarmismo más falaz, buscando tergiversas la realidad y tocar las fibras más sensibles del lector con respecto a las libertades, presentando sus medidas (avaladas democráticamente por la población) como pasos hacia el totalitarismo. ¿Qué interés tiene “El País” en Venezuela? Pues que grandes accionistas del Grupo Prisa lo son también de Repsol y Telefónica, empresas que operan en Venezuela. Y siendo un diario muy leído allá, su labor de manipulación no va en saco roto.

La medida de Chávez es gemela a la adoptada por Evo Morales en Bolivia hace una año, que estabiliza una nueva tendencia inédita en Suramérica: la apropiación de los pueblos de los recursos que habrían de corresponderles por derecho, pero que durante más de 500 años de expolio de las potencias económicas europeas y de EE.UU. en ningún momento les pertenecieron.

Quisiera terminar haciendo notar al lector el desacostumbrado tono de la noticia en “El País”, en la que el lector hasta se alegra de la noticia y acaba con una idea favorable de Chávez, cosa que es natural que suceda en noticia tan feliz si los hechos no se tergiversan y el lector tiene un mínimo de moralidad. La redacción es completamente aséptica, informa de los hechos y refiere textualmente las declaraciones de Chávez sin dejar entrever la mínima valoración. Leyéndola, no salía de mi asombro, pero hacia la mitad me desengañé, y al acabar moví el scroll de la ventana para ir al inicio de la noticia y confirmar lo que ya me imaginaba: la noticia la firma EFE (*), no el diario. Parece que el manipulador “sección Venezuela” estaba hoy de vacaciones o enfermo. ¡Vaya día para faltar al trabajo!

(*) = Las agencias de noticias, cuyo servicio es nutrir a los medios de comunicación de información, emiten “teletipos”, que deben referir los hechos con total objetividad. Los diarios se sirven de ellos para imprimirles su sello, seleccionando qué contar de lo que les llega, qué partes de una declaración referir, etc. Si pasan este proceso de reelaboración, en la firma de la noticia va sea el nombre de la agencia que ha proporcionado la información que el redactor del medio que la reelabora. Si va sólo el nombre de la agencia (la opción menos deseable para un medio, pues demuestra que no tiene infraestructura propia para cubrir la noticia), ésta debe ser publicada tal cual es recibida por el diario, sin más modificación que los cortes necesarios para ajustarla al espacio.

16 comentarios:

Elucubrante dijo...

No puedo estar más de acuerdo con usted en esta entrada aunque alguna vez no opine de igual forma como puede ser en el caso de las colaboraciones con ONGs.
También aprovecho esta ocasión que supone mi primer comentario en su blog (a pesar de que le leo hace más de un mes) para felicitarle por su trabajo. Bien es cierto que también debo suscribir la opinión de otro de sus lectores en una entrada anterior recomendándole (desde mi humilde posición) extractar sus entradas en la medida de lo posible ya que si bien su contenido es de un alto valor informativo para mi, en ciertos casos su lectura se complica por la extensión y densidad del texto lo que me dificulta su lectura. No obstante reitero que bien vale la pena su lectura.

He observado en varias ocasiones su animadversión por el diario “El País” y si me lo permite me gustaría hacerle una consulta en esa línea. Yo soy una de esas personas que trata de salir de la esclavitud que supone la incultura (este concepto también es suyo) y tras varios años bebiendo de varias fuentes, últimamente he seleccionado este diario para informarme dominicalmente, ya que me pareció uno de los más imparciales, me gustó su formato, contenidos y especialmente su semanal. Estas últimas semanas usted me esta haciendo ver que más que probablemente haya errado en mi elección. Llegado a este punto, me gustaría pedirle su opinión sobre que diario le parece más adecuado para que alguien con mi modesto nivel cultural pueda informarse, culturizarse y en definitiva pasar un buen rato. Si le hago esta consulta es porque realmente me interesa su opinión, no para hacerla mía, pero si para tomarla en consideración.

Un saludo

Xurxo Ventos dijo...

Muchas gracias Elucubrante por su comentario,
Su confianza me honra, y de su última frase me doy cuenta de que toma mis artículos (y tomará mi consejo)como lo que son: opiniones personales, con toda la cautela que es necesaria y siempre conservando la independencia de su raciocinio. Es justamente la actitud necesaria: abierta y a la vez escéptica, es decir activa a la hora de juzgar.
Lamentablemente no puedo responderle ahora por falta de tiempo: pero no se alarme, intentaré ser breve, me lo propondré con todas mis fuerzas. Créame que lucho a diario con el problema de la extensión, pero es más complejo de lo que parece, porque la brevedad choca con mi premisa de ser preciso y evitar la ambigüedad o la generalidad, que requieren extensión en las exposiciones.
Hasta esta tarde, y gracias de nuevo,
Xurxo

Xurxo Ventos dijo...

Saludos Elucubrante,
Ahora sí, respondo rapidísimamente a sus dos cuestiones:
Le agradezco el consejo: la insistencia en él revela que la excesiva extensión es un verdadero problema de mis artículos. Intento ser sintético, pero a la vez es importantísimo para mí no escribir artículos en los que se afirmen cosas que, aunque disponga de razones para justificarlas, aparezcan como dogmas: mi intención es siempre revelar de modo inequívoco al lector las verdades a las que soy capaz de llegar, a base de mucha lectura y mucha reflexión. Si éstas son en realidad verdades, queda al juicio del lector, que es muy libre de aceptarlas o no. Mi esfuerzo es que la exposición siga un discurso lógico y se base en datos veraces (textos reales, opinones e informaciones autorizadas y fiables), no para convencer a nadie (creo que mi tono no es nunca adoctrinador, justamente por la presencia de las razones y las referencias), sino para ofrecer al lector “algo donde agarrarse” de cara a futuras reflexiones. Le explico esto para que comprenda (usted y todos los lectores) la dificultad de sintetizar idea, explicación y justificación en un texto breve, y para que entienda mi actitud escribiendo: para mí creo que siempre será una prioridad la exahustividad en las explicaciones, ya que odio la generalidad: los problemas son muy concretos, y no se puede seguir pasándolos por al lado.
Sobre la prensa y “El País”: mire, yo leo “El País”, es el diario que más leo. Y lo hago porque creo que es útil. No tanto para informarme sino más bien para conocer la sociedad hispanohablante, su manera de pensar (importantísimo conocerla, para poder criticarla), que no creería cuánto debe a este diario. Y no sólo a él, también a “El Mundo” y al resto de los grandes diarios; pero en realidad todos se parecen entre sí. Sobre cómo la prensa configura las conciencias en la sociedad ya he apuntado algo, volveré muchas veces sobre el tema porque es algo de importancia capital. En realidad no hago más que repetir y actualizar los estudios de Jacques Lacan y Louis Althusser entre otros, pero bueno.
Sólo una cosa sobre “El País” a este respecto: este diario es, como dice usted, muy hermoso. He leído prensa escrita en varios países y como ex-profesional del sector creo estar autorizado a decir que en efecto el formato es muy atractivo, en particular las fotos (que era mi sector) son muy buenas, sobre todo las de internacional (que no son suyas, pero al menos las eligen bien de las agencias). Pero desgraciadamente “El País”, como todos los diarios editados por grandes empresas y con mucho público, depende en muchos sentidos de los intereses de las empresas con las que se relacionan, bien por participación directa bien por alianza de sus participantes en un determinado sector económico. En realidad ya sea “El País” que su rival “El Mundo” mantienen una misma línea en casi todo (sostener los ideales y valores de la sociedad burguesa... esto es complicado, piense en “lo políticamente correcto”, ese conjunto de cosas que todo el mundo da por hechas, creo que ya sabe a qué me refiero), y difieren en el tratamiento de las noticias que tienen una influencia directa en la opinión del público que puede variar su voto en unas elecciones de uno al otro partido que respectivamente les sustentan: la guerra, el conflicto vasco (“El País” más moderado, “El Mundo” más agresivo), cuestiones religiosas (“El País” postura laica, “El Mundo” católica apostólica), etc.
Finalmente mis consejos: siga usted leyendo “El País”. Es un buen diario. Pero léalo con mucha atención, teniendo siempre muy en cuenta que representa la idea oficial del PSOE en la mayor parte de las ocasiones, que su ideología es capitalista neoliberal (como a del PSOE, aunque ignominiosamente lleven el nombre de “Partido Socialista”), que apoya incodicionalmente a USA y su cruzada, aunque se oponga a la guerra de Irak, cosa que hace por erosionar al PP. Entendiendo esto podrá liberarse de sus intentos de descalificar la corriente socialista de Latinoamérica, por ejemplo: sabrá que lo hace por su ideología neoliberal y su apoyo a las grandes empresas. Sabrá por qué las noticias sobre Irán ya desde el titular infunden alarma y repulsión por ese país: porque apoya la cruzada de USA en Oriente Medio, apoya las petroleras, apoya las empresas que se benefician de que los árabes se mantengan sumisos y suministrando su petroleo a precios bajos para que todos podamos irnos de picnic el fin de semana por 5 euros de gasoil. Luego si usted está de acuerdo en que su picnic bien vale la vida de 650.000 personas, es asunto suyo y de su conciencia. Lea todo atentamente. Le recomiendo el ejercicio que digo que hice en mi artículo: vea cómo informa una agencia y cómo informa “El País”, así se acostumbrará a los trucos: la selección de la información, el orden elegido de la narración, el cierre que rememora algo dicho anteriormente de pasasada y con ese sencillo gesto se le queda clavado en la conciencia al lector incauto. Escriba en su blog sobre todo ello: las reflexiones se elaboran mucho mejor escribiendo (y aún mejor hablando, si tiene con quien).
Y consulte cada día un poco de prensa libre. En mi blog sugiero algunas páginas. Se llama “prensa libre” porque está fuera del circuíto del capital: todos los que escriben en ella no cobran un duro. Lo hacen porque tienen un ideal: la verdad. Las personas que organizan estos medios, que reciben las colaboraciones (anónimas o de colaboradores recurrentes), filtran lo mejor que pueden aquello que puede ser más veraz. Lo repito: son personas que dedican su vida, sin conseguir nada material por ello, a informar. Por eso merecen mi admiración y respeto, y mi confianza, pues aunque no los conozco sé que son personas que, como a mí, les basta estar rodeados de amigos con una guitarra y algo de comida y bebida para ser felices. Pero ESO SÍ: siempre con los ojos muy abiertos, porque también entre ellos se cuelan a veces artículos interesados (de partidos de izquierdas), otros se pasan de pasionales y faltan al rigor, pero a estos se les nota generalmente. Le recomiendo que lea un artículo al día de estos medios, si no está familiarizado con los términos no se preocupe que pronto empezarán a sonarle e irá uniendo cabos hasta hacerse una idea de la visión del mundo que configuran, tan diferente a la burgués-capitalista que ofrecen los medios oficiales. Yo en particular prefiero la Revista Pueblos, además una buena amiga trabaja allí como redactora y sé de buena tinta que todos los redactores son gente muy cualificada, intelectuales comprometidos que se pagan de su bolsillo viajes a suramérica sólo para investigar las situaciones in situ.
Oh, no... otra vez... Bueno, ya basta. Le agradezco su participación, esta respuesta será útil a otros lectores y si usted no hubiese intervenido yo no la hubiese escrito. Quería decirle que hace días visité su blog, lo encontré a través de un comentario suyo en el de mi amigo el divertidísimo Luis de “Otro día en el paraíso”, y me gustó mucho su actitud y los contenidos que trata. Estoy seguro de que si no deja de leer y escribir se convertirá en una voz muy cualificada, pues su afán de encontrar la verdad es admirable.
Un último consejo, que espero que no siga. No quiero desanimarle, pero si como me dice busca también, además de informarse y culturizarse; pasar un buen rato, entonces mejor que no lea tan atentamente ni investigue tanto. A medida que se vaya informando y se libere de la “esclavitud” de la ignorancia (entendida como “la opinión general”), y vaya descubriendo las oscuras motivaciones que mueven casi todo, empezará a sufrir leyendo la prensa. Bueno, esto lo digo porque a mí me pasa.
Un afectuoso saludo,
Xurxo Ventos

Luis dijo...

Xurxo: Solo una pequeña corrección: En el año 1974 (1ro. de enero) y bajo el gobierno de Carlos Andrés Pérez, perteneciente al partido AD (Acción Democrática) fueron nacionalizadas las industrias del PETRÓLEO y el CARBÖN. En la década de los 90, y producto de la crisis económica, los gobiernos, ávidos de dinero, empezaron a privatizar los pozos "marginales" y otros pozos "pesados". Lo justificaron diciendo que los bajos precios petroleros no justificaban la inversión necesaria (realidad=no tenían 1 duro)para reactivarlos o ponerlos productivos. El proceso, como todas las privatizaciones, fue una golfería. Por eso cuando hoy, el estado los recupera, las multinacionales que compraron, tragan. Pero, eso si, estamos hablando de algunos pozos porque la Industria como tal (PDVSA=Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima) nunca ha dejado de ser una empresa estatal. Salu2. Luis

Xurxo Ventos dijo...

Saludos Luis,
Encantado de volver a verte por aquí. Te agradezco inmensamente las puntualizaciones, no me constaban esos episodios de los que me hablas, evidentemente de Venezuela podrías hablar de mil cosas más que yo. En este caso no me avergüenzo porque afortunadamente mi artículo sigue siendo válido aún con los datos que aportas.
¡Cuánto me gustaría tener una charla contigo y unas cervecitas!
Sigue echando una mano si ves que me empantano, los lectores y yo te agradeceremos siempre que nos ilustres con tu conocimiento.
Un saludo... por cierto, ¡hasta comentando eres la monda!
Abrazos!

Elucubrante dijo...

Xurxo. Le agradezco su interés por contestarme, he podido comprobar que se ha esforzado en ello. Me ha resultado muy interesante. Veo que coincidimos bastante en la idea básica, y usted además me lo argumenta de una forma muy comprensible, que era lo que yo buscaba. Además también me aporta una información que me será muy útil. Gracias de nuevo.
Respecto al comentario sobre mi blog, muy agradecido también por los ánimos. Llevo poco tiempo con el y la verdad me está gustando la experiencia, aunque no pueda dedicarle el tiempo que desearía.
En fin, seguiré leyéndole con atención. Un saludo.

Anónimo dijo...

Hacer afirmaciones descalificando la integridad de un medio tan importante como El Pais es muy fácil. haces afirmaciones pero no demuestras nada "medidas avaladas democraticamente por la población", pero qué burrada es esa? La población avala a un gobierno y éste es responsable de sus medidas, siendo en caso de error el responsable. Hay muchisimos ejemplos de errores en los que al cabo del tiempo un país ha tenido que dar arreglo por la ineptitud de un gobierno de turno.

Podrías decir que "grandes accionistas" del grupo Prisa lo son tambíen de Repsol y Telefonica, porque si entras en la pagina de la CNMV es publico que Jesus de Polanco controla la mayoria de las acciones (mas del 64%) y los demas son minoritarios. No es muy correcto hablar de manipulación afirmando algo que es notorio que es falso.

Afirmaciones como "apropiación de los pueblos de los recursos que habrían de corresponderles por derecho" son muy populistas pero también muy demagógicas. Hay leyes internacionales y nacionales y deben cumplirse. un mal ejemplo de nacionalización es el de la "telefonica" boliviana, uno no puede decidir porque le sale de los.... quedarse con lo que no es suyo sin darles un duro.

Otra frase ya muy manida también es la de "500 años de expolio". Que yan mas de 180 años de independencia!, que pasa que son los de fuera los que tienen solo la culpa? que hay un complot internacional contra toda latinoamerica? En estos ultimos años estamos viendo como otros pueblos en vias de desarrollo estan dando grandes pasos y poniendose a la altura de las grandes potencias, acaso es que no es posible eso en latinoamerica?

Xurxo Ventos dijo...

Lector que te escondes en el anonimato,
Te agradezco tu comentario porque estimula la discusión, pero te pido que en lo sucesivo moderes tu tono, porque para exponer la opinión que nos ofreces no hace falta descalificar llamando “burrada” a la opinión ajena. Te respondo por puntos.
Mi empeño en desenmascarar la manipulción de “El País” no se reduce al artículo que comentas, en muchos lo hago, y creo que en todos ofrezco alguna razón que justifique mis afirmaciones. Razón, que no demostración: ésta no puedo dártela, lo único que hago es escribir mi opinión, y con el raciocinio relacionar hechos intentando llegar a explicaciones: pero no podré nunca ofrecer pruebas que sirvan ante un tribuanl. Tomemos el ejemplo que pones tú: yo digo que las medidas de Chávez están avaladas por la población, y tú dices que son decisiones del gobierno que no necesariamente están respaldadas por su pueblo. Bueno, mi raciocinio me dice lo siguiente: Chavez ha gobernado 4 años después de haber obtenido una determinada cantidad de votos, con medidas parecidas a las que comentamos o que apuntaban en esa dirección; hace pocos meses el pueblo ha refrendado su confianza en él votándole más electores: luego el pueblo está satisfecho con el modo de gobernar de Chávez. Es un razonamiento muy sencillo pero no por ello menos válido. Eso sí, yo no sé qué piensa cada ciudadano de cada medida concreta, pero lo que he expuesto me da razones para pensar que sí, que en general están satisfechos y avalan las medidas de Chávez.
Este es el tipo de demostraciones que hago yo desde el pueblecito italiano donde vivo: las que me dicta la lógica de la estadística, la historia, la psicología humana y social. Quiero decir que no son científico-empíricas, son hermenéuticas, aunque trate de ajustarlas lo más posible al patrón científico. Pero es claro que las ciencias humanísticas se sustraen a ello. Sin embargo, dentro de lo que es la hermenéutica, trato de que mis interpretaciones se rijan por la lógica y la razón.
En mi último artículo, “Nosotros somos señores, vosotros sois etarras”, tienes otro lindo ejemplo de demostración de manipulación de “El País”, si prefieres de “creación de conciencia”, si “manipulación” te parece feo. En este ejemplo mis explicaciones son filológicas y psicológicas, simplemente señalo al lector un proceso psicológico con base lingüística, y esta vez es muy fácil de verificar científicamente. Y así siempre, ése es mi método.
Si te consuela, el intento de modelar la conciencia de la sociedad es una práctica habitual de todos los medios. “El País” me enoja particularmente porque consigue engañar a personas como tú, gracias a su habilidad discursiva y su estudiada combinación de artículos de diferentes tendencias que dan una falsa impresión de pluralidad, de la que además presumen. Y porque, siendo tan leído, tiene gran impacto y verdaderamente las pulsiones de la sociedad dependen en gran medida de lo que su equipo de redacción decida implantar como opinión justa y acertada (que será lo que a sus dueños interese, naturalmente).
Tu segundo párrafo, sobre el accionariado de Prisa, Repsol y Telefónica no me queda muy claro. En cualquier caso, no me avergüenza reconocer que no me consta el dato exacto de participación de cada una de esas empresas en las otras –pues es irrelevante-, pero sí que tienen una relación importante de capital común, y ello basta para que pueda, con la razón, suponer lo que afirmo en el artículo: que la voluntad de Chávez de acabar con la explotación extranjera de su mercado de telecomunicaciones y de petróleo explica la campaña de “El País” en su contra, ya que los dueños de este diario se ven gravemente perjudicados por la medida. Me parece de una lógica aplastante. Eso sí, se trata de una interpretación, la cual el lector es muy libre de aceptar o no.
Cada vez que se acusa a las multinacionales de expoliar al tercer mundo, las personas de derechas, empresarios y demás –y “El País” también-, usan los mismos términos que tú, demagogia y populismo, con lo cual no me resultan nuevos. Sobre esto, basta un poco de sentido común y de ética para tener que aceptar la verdad. Una información sencilla basta. Dime, lector, ¿cómo te explicas que, en más de un siglo de extracción y venta de combustibles, Bolivia, Ecuador y Venezuela sigan en vías de desarrollo, en el caso de Ecuador con unos porcentajes de población bajo el umbral de la pobreza escandalosos? ¿A dónde ha ido a parar todo el dinero producido por la venta de esos recursos? Parece evidente que no a las arcas de esos Estados. Me dirás que se lo han gastado los gobernantes corruptos. Bien, te respondo que la mayor corrupción de esos gobernantes consistía en permitir la extracción y venta de los recursos a un precio irrisorio, en virtud de leyes –esas leyes de las que hablas- creadas ad hoc por ellos y su parlamento corrupto. Para mí está claro que no han vendido los recursos al precio debido, si no serían más ricos que Rockefeller, lo han regalado, vendido a bajo precio a cambio de continuidad en el poder, inmunidad ante la justicia, etc. Y esto es lo que se llama EXPOLIO. Como ves, no tengo ni un sólo dato que confirme todo este movimiento fraudulento de capitales. Sin embargo, me basta observar y sacar conclusiones: así funciona la razón. Claro que uno es libre de no aceptar eso, y proponer otras explicaciones al caso, muy gustoso escucharía las tuyas.
Te concedo razón en lo que se refiere a indemnizar a las empresas privadas en caso de nacionalización, si éstas han conseguido la concesión de la explotación del servicio de modo legal. Una empresa invierte un dinero en la explotación y es justo que se le pague el precio que tiene el negocio. No conozco datos de la nacionalización de que me hablas, sí te puedo decir que apoyo la nacionalización sin ningún tipo de indemnización de los hidrocarburos en Bolivia, porque cuando Repsol y Petrobas firmaron acuerdos de explotación de estos recursos –expolio, ya que de nuevo el porcentaje de beneficios que debían pagar al Estado boliviano era de risa-, fue gracias a una violación de la Constitución boliviana, permitida por un gobierno corrupto: las empresas que se beneficiaron de ello lo sabían, y es por eso que cuando les han quitado la golosina se han estado calladitas, bastante robaron para cubrir gastos de soborno y explotación, con sustanciosos beneficios en el lapso que duró este latrocinio. En los cálculos económicos que se habían hecho estas empresas ya contaban con que el orden constitucional se restablecería tarde o temprano, y sabían que les saldría rentable la inversión aunque luego les echasen de allí a patadas.
En tu último párrafo demuestras por una parte un cándido idealismo y por otra un desconocimiento grave de cómo funciona el mundo económicamente hablando. Se infiere de lo que dices que las multinacionales pagan rigurosamente sus impuestos, cumplen los acuerdos laborales de los trabajadores, etc. No, amigo lector, lamentablemente un empresario, por ser tal (una persona que encuentra el sentido de su vida en el ganar y acumular dinero), siempre intentará eliminar gastos por donde sea, y la historia y la vida cotidiana (basta echar una ojeada a las noticias) nos enseña que éste siempre intenta engañar, pisotear y robar, y son los que lo hacen mejor los que triunfan (los hay honestos, naturalmente, pero jamás llegan a grandes cotas). Desengáñate, el mundo empresarial es una jungla donde no existe la ética. Y cuanto más grande es la empresa, más monstruosa y dañina. No es que haya un complot contra Latinoamérica, es que ésta sufre el natural modo de comportarse de las empresas en una zona donde el pueblo no tiene los recursos para emanciparse y poder defenderse de esta rapiña, es decir: la cultura. La independencia política de la que hablas es una cosa, y la emancipación económica es otra. Los países subdesarrollados son esclavos de los desarrollados –a causa de los créditos, su fragilidad ante los cámbios en política económica de los países ricos-, y a éstos les interesa que así siga siempre. Los políticos allí son casi todos corruptos, hay muy pocos “intocables”. ¿Quieres saber quienes son? Lee los periódicos: cuando veas que todos atacan a un gobernante unánimemente, ello se debe a que es un que no se ha arrodillado ante las empresas extranjeras –que dirigen la opinión vertida en los periódicos- que quieren expoliar su país. Les llaman, igual que tú, “populistas” y “demagogos”.
Finalmente, sí, en efecto hay países que mejoran su economía –¡pero en absoluto se ponen a la altura de grandes potencias!-. Pero ello se debe únicamente a que a los grandes empresarios les interesa tal situación: por necesidad de mercados, generalmente. Querido lector, en este mundo todo lo económico tiene una razón casi matemática, no existen los milagros, y hay quien tiene poder suficiente para dirigir casi con el dedo meñique el timón del mundo.

Reconocerás en esta exposición mía una buena cantidad de afirmaciones en las que no señalo ningún fundamento, y estarás en lo cierto. Sin embargo, para todas lo hay, siempre en el terreno de la interpretación. Y repito que es una interpretación con aspiraciones de científica (aunque no empírica), pues se basa en la razón, y por ello totalmente válida y en condiciones de ofrecer certezas. Puedo explicarte mis afirmaciones una por una y señalarte de qué razonamiento o indicio los extraigo, pero esta respuesta ya se alarga demasiado, y como he anunciado estoy tremendamente ocupado. Te atenderé con gusto en Junio, a mi regreso a la actividad crítica.
Termino compartiendo contigo una reflexión que me he hecho sobre ti. Parece que te apena la noticia que yo proclamo como felicísima en la apertura de mi artículo. Para que veas hasta dónde llega la osadía de esta “razón” que yo utilizo tanto para inferir conclusiones, ahí va mi último razonamiento: esta lectura negativa de la noticia sólo puede hacerla una persona que haya sido perjudicada en el hecho, o que ocupe una posición en la que resultaría perjudicada de extenderse la tendencia que produce la noticia –es decir, una ola de nacionalizaciones, un recorte de la libertad de mercados, una extensión del socialismo. Nadie a quien no le vaya nada en ello puede disgustarse porque los miserables campesinos de Ecuador puedan contar con una mejor asistencia sanitaria. ¿Quién resulta perjudicado con las medidas descritas? Ciertamente no un campesino que depende de los servicios sociales que ofrece el Estado. No creo que seas tú uno de esos, ni un obrero de cadena de montaje. Más bien creo que serás un emprendedor al que le horroriza ver que un día puedan verse frenadas sus ansias de expansión por la intervención de los Estados. Si es así, tengo el gusto de informarte de que estás discutiendo con uno que dedica su vida a arruinarte los planes. No porque sea socialista ni comunista, sino porque quiero transformar la sociedad de tal modo que las ansias de expansión, la explotación del hombre por el hombre, el lujo desenfrenado y el egoísmo no tengan cabida en el mundo. Para crear una sociedad en la que todos nos alegremos cuando el desfavorecido logra aliviar sus males, aunque sea a costa de nuestra mejor situación.
Un saludo y gracias por participar,
Xurxo Ventos

Jose Antonio dijo...

Juegas con las palabras y fundamentas tus razones desde un pedestal de creencias y prejuicios (es mi opinión). perdón si achacar a una frase ser una burrada te ofence, quizás para El Pais podría serlo el afrmar de ellos que son unos manipuladores o de mi que me escondo en el anonimato (si no quieres anonomios puedes configurarlo para no tenerlos, lo importante son las opiniones), de todos modos harñe uso de la opción de otros, para que al menos si eso se complace más mi nombre este identificado, pues yo no me escondo.
Aclaraciones:
1. El hecho de que un pueblo vote de nuevo a un gobierno no significa que todas las medidas tomadas por el sean correctas o no, para eso la justicia decidirá. Cuando he hecho ese comentario hasta pensaba más en Evo Morales, que para mi esta cometiendo muchos aciertos, pero también mcuhos errores. El serñor Hugo Chávez no me interesa nada, tengo amigos venezolanos y la verdad es que paso de él, ya veremos donde el tiempo le situa, tiempo al tiempo.
2. este es tu primer articulo que leo, y es el que critico por afirmaciones que creo que no estan justificadas, (razonamientos? todos o casi todos razonamos, tu opinión es tan criticable como la mía, pero hay que justificar mejor creo yo). Manipulación solo me parece feo si no se demuestra o a penas despues de leerlo ni me llego a cuestionar nada de eso por la poca credibilidad de las afirmaciones.
3. Se que lo de modelar la conciencia es práctica habitual, las líneas editoriales de los medios así lo hacen, por eso es mejor leer varios medios distintos y tratar de ver cuantos mas puntos de vista mejor, para tener luego una opinión mejor formada de las cosas. Eso es lo que trato, por eso te pido que no des por hecho cosas de mi (que no me conoces), a mi no engaña El Pais, son ese el tipo de afirmaciones y opiniones que te sacas de la manga lo que critico de ti. Quizás estamos mucho mas de acuerdo en la idea de lo que dices sobres muchos temas de lo que piensas pero te critico la forma. Es como por ejemplo con lo de afirmar lo de los capitales, por una parte dices que te consta el dato de participacion de empresas unas en otras y luego dices "que tienen una relacion importante de capital común". Pues eso sí que es cándido, porque si la relación es la publicitaria solo (porque yo no veo otra a no ser que me digas tu alguna mas), ya me diras que influencia puede tener eso en un gran medio y mas teniendo en cuenta la guerra que ha tenido El Pais con Telefonica. Vuelvo a comentarte que a mi El Pais la verdad es que me la trae al fresco pero hombre, si te vas a meter con ellos es mejor hacerlo con veracidad, y las afirmaciones de manipulación para razonarlas hay que tratar de probarlas, y escribir cada artículo como si en ese solo lo demostraras, si no haces como ellos, como en un artivulo demuestras algo ya es verdad absoluta para lo que luego dices en los demas, pues no.

4. Expresiones como "te concedo la razón" dan mal rollo, suenan pedantes y prepotentes, la razon en opinión con razonamientos y en base a lo objetivo y real no se concede, se esta de acuerdo o no.

Por otro lado eso de inferir que si las multinacionales pagan religiosamente y tal es mucho inferir ya. No seré yo el que apoye a las multinacionales, de hecho no lo haré. Yo hablaba de los cientos de miles de bolivianos que han visto sus acciones quitadas de golpe por el decreto de Evo Morales a la empresa de telecomunicaciones, sin compensación (a las multinacionales si que les ha dado contrapartidas). Bueno, y no seré yo quien en economia se proponga dar lecciones pero bueno, si en verdad fueran esclavos los paises subdesarrollados donde estarían ahora india, china o Brasil (que veremos como pronto se une al carro de las potencias). Se que las reglas de juego son una mierda, que los que menos tienen encima lo tienen mas duro, pero bueno, tratemos de ser objetivos, que algo este mal no nos da licencia para hacer algo mal, pues perpetuaremos ese mal estado. Por otra parte yo no creo que los extranjeros controlen los medios en paises como en venezuela, es facil ver también gracias a internet quienes las controlan.

Razonar por razonar no es cientifico, hay que tener rigor y buenas bases, utilizar referencias y pruebas para una exposición rigurosa y creible. Indicios, razonamientos, ideas...pero nada de hechos, pruebas en este artículo, que de tigor científico perdona que te diga no tiene absolutamente nada.

Nada mas lejos que la realidad estar yo en contra del muy buen titulo de este articulo, es lo que me trajo a el, el hecho de defender unas posturas muy parecidas a las que tu defiendes, pero no se, no encontre lo que esperaba y me molesto un poco la forma, pero te aseguro que estoy muy de acuerdo en la idea general de lo que dices y en la necesidad de cambios radicales y revolucionarios en defensa del pueblo, y mas enfervientemente en los países que luchan por ello con pocos recursos. Pero eso no quita para que si me parece mal algo de lo que hagan lo critique, aunque este de acuerdo en casi todo lo demas, vamos, como hago contigo.

Bueno, perdona por el rollo que te echao. Un saludo.

Xurxo Ventos dijo...

Hola Jose Antonio,
Gracias por tu diligente respuesta, disculpa el retraso en publicarla: evito conectarme a internet para no acabar haciendo lo que hago ahora, es decir ocuparme del blog, ya que afronto retos decisivos en estos días, para no andar con secretos se trata de exámenes en la Universidad.
Por ello, tan sólo quería brevemente invitarte a permanecer atento a este blog y volver a visitarlo hacia el 9 o 10 de Junio, ya que el 7 retomo mi actividad y espero responderte inmediatamente.
Lamento no haber estado a la altura de tus expectativas. Hasta que pueda responderte más extensamente, te invito a pensar en lo que te dije sobre la hermenéutica y la imposibilidad, mía y de cualquiera, de emitir opiniones con fundamento incuestionable.
Saludos,
Xurxo

Jorge Cañizales dijo...

Hola gente.

No contaré cómo llegué hasta este post, primero que leo en esta web, porque entre las causas está una postergación de mis obligaciones de la que me avergüenzo.

Xurxo, aclarame dos afirmaciones puntuales tuyas para las cuales no encuentro base:

Dices que Chávez está quitando el suministro petrolero a las multinacionales de televisión venezolanas. ¿O sea que además de a la televisión, esa gente se dedica a extraer petróleo? ¿Y qué pasa con las cadenas que no son multinacionales?

Más adelante dices que los gobiernos corruptos vendían barato el petróleo venezolano a cambio de continuidad en el poder e inmunidad ante la justicia. ¿Es que se lo vendían barato al pueblo, para que les votaran? ¿O a los jueces venezolanos?

Como noto en lo que escribes una tendencia a achacar las críticas o el miedo al socialismo a empresarios vampíricos interesados, me adelanto aclarando que soy tan solo un estudiante universitario como tú. Mi interés por los haceres de Chávez se debe a que soy ciudadano venezolano y a que, como muchos que no tenemos intención de montar una empresa en nuestra vida, sí aprendí la lección que la Guerra Fría dio a nuestros abuelos y nuestros padres (y a los economistas del mundo) sobre qué tipo de economía lleva a la prosperidad y cuál a la pobreza. Lección que es especialmente gráfica en Europa, donde el lado de allá del Telón de Acero es notoriamente más pobre que el lado de acá.

Un saludo de otro que también se extiende siempre demasiado.

Xurxo Ventos dijo...

Hola Jorge,
Te agradezco muchísimo a ti y a Jose Antonio que me pongáis contra las cuerdas en el tema de los fundamentos de mis afirmaciones, pues me obligáis a perfilarlos mejor y a buscar el modo de ser elocuente y sólido en lo que expongo. Siento de veras no poder contestaros inmediatamente, porque vuestras respuestas requieren una meticulosidad (búsquedas de datos, etc.) que como he dicho no puedo afrontar por falta de tiempo.
Os invito a ambos a que volváis a consultar este post en Junio, si quereis podéis mandarme un email y os responderé con un aviso cuando tenga lista mi respuesta, borrando vuestro email inmediatamente.
Si os preguntáis de dónde he sacado el tiempo para escribir el post de hoy, me justifico diciendo que lo redacté de un tirón siguiendo un impulso; y además a partir de ya casi ni me voy a conectar, para evitar tentaciones de este tipo.
Gracias por vuestra colaboración y vuestro interés en discutir constructivamente,
Xurxo

Xurxo Ventos dijo...

Saludos Jose Antonio y Jorge Cañizales,
Temo que ya no estéis atentos a la llegada de esta mi respuesta, aún así aquí va. Os respondo primero conjuntamente con unas necesarias consideraciones.
Mi actividad es el análisis y la opinión independientes. No cobro nada por ella, lo hago por convencimiento personal, por creencia en unos ideales. Esto lo pueden creer ustedes o no. Si me conociesen personalmente no tendrían más remedio que creerlo.
Digo esto para diferenciarme de quien informa, analiza y opina profesionalmente, es decir a cambio de dinero. Remontándonos desde el cronista asalariado a quien verdaderamente dirige la opinión de éste llegamos al empresario de la comunicación. Es importante tener clara la diferencia entre prensa independiente y grupos empresariales de la comunicación. Me preguntan ustedes por qué critico a “El País”, por qué digo que los medios de Venezuela son propiedad de las multinacionales petroleras, y me piden pruebas de todo esto. Bien, yo les digo que aunque no contase con ni un sólo documento que respaldase mis afirmaciones, aunque no hubiese siquiera leído nada de estos medios, podría suponer sin temor a equivocarme lo que acabo de decir. ¿Cómo? Observando la sociedad y sus dinámicas, que necesariamente llevarán a lo que afirmo en mi artículo y mis comentarios: las grandes empresas (energéticas, informáticas, automobilísticas) controlan los medios de comunicación. Y esto por una necesidad lógica. La lógica del capitalismo y del poder, que muy burdamente les explico a continuación.
Hay varios grupos sociales. 1)Quien tiene el dinero y lo produce (las multinacionales o grandes empresas). 2)Quien trabaja, que hace ganar ese dinero a los primeros, y vota 3) Quien gobierna gracias a esos votos, y 4) Los medios de comunicación que tienen el poder de dirigir el voto de los trabajadores.
La dinámica es la siguiente: quien tiene el dinero siempre quiere más, a costa de los trabajadores. Para ganar más dinero y ahorrarse impuestos y mejoras laborales se sirve del Gobierno. El gobierno lo vota precisamente el perjudicado, el trabajador, por lo cual es necesario que éste sea dirigido a la hora de votar. Esto es posible (está demostrado científicamente), y esta labor la realizan los medios. Los medios también son empresas, también son gente con mucho dinero, pero menos que las multinacionales, por lo cual son éstas las que comandan a aquellos y no al revés. Entonces: los empresarios le dicen a los medios a quién deben favorecer, éstos lo hacen (cobrando), el hechizo funciona, los trabajadores votan a quien deben, y todos tan contentos, unos trabajando y otros ganando dinero a espuertas, y dejando unas migajitas para que los primeros no se solivianten y todo el engranaje siga funcionando a toda máquina. ¿Entendido?
El engranaje no funciona como es debido precisamente donde falta el desarrollo, por varias razones:
• El poder de la prensa sobre las conciencias es menor, porque los medios no llegan a toda la población, y el estilo de vida del pueblo –dedicado al trabajo- no está tan marcado por ellos, sino más por la tertulia con familia y amigos.
• Donde hay poca productividad falla también el mecanismo de “contentamiento de la masa”, que espontáneamente se alínea a la izquierda, ayudada por la poca influencia de los medios y la libertad de juzgar su difícil situación directamente a través de su experiencia.
Y esto es lo que está sucediendo ahora mismo en Latinoamérica, donde se da una combinación de un mínimo de cultura y conciencia de la población que no había hace años, un despiste de EE.UU. en su presa sobre Latinoamérica (ya que ha desviado sus esfuerzos a zonas de mayor interés), y el emerger de individuos notables del pueblo que hasta ahora se han revelado incorruptibles.
La lógica del poder y el capital que he explicado se cumple a rajatabla, siempre.
No me pidan ustedes cómo he llegado a saber todo esto porque se trata del trabajo de una vida. Lectura, investigación, estudios universitaios, relación con intelectuales, y muchas cosas más de fuera del ámbito académico: viajes, películas, determinadas experiencias personales. Y en última instancia la capacidad moral y la voluntad de abstraerme de los propios intereses de mi clase.
Ejemplos concretos del funcionamiento de esta lógica hay a millones, suceden continuamente en todas partes, y son verificables en la prensa. En mi blog intento presentar algunos. Pero como ya expliqué en mi primera respuesta a Jose Antonio el 28/4, se trata justamente de una lógica causa-efecto, no de una lógica matemática. Se basa en la estadística, en la recurrencia de efectos a partir de causas, pero cuya relación no es necesaria. Este método, que os parece tan inconsistente, es el que ha usado siempre la Teoría Literaria, la Historia, la Psicología, la Sociología... y se llama “hermenéutica”. Quiero decir que su utilidad y su autoridad es reconocida. Ahora bien, la exactitud y el rigor de los razonamientos son siempre discutibles, y para ello sirve también este blog.
En definitiva, voy a responderles a sus preguntas, pero por favor: si lo que verdaderamente desean ustedes es creer a pies juntillas lo que les cuentan los empresarios de la comunicación, no acudan a este blog ni a la información independiente. Sólo lograrán enojarse y enojar a las personas que luchan por encontrar la verdad. Créanse ustedes lo que les cuenten, disfruten de ese mundo en el que evidentemente no les falta nada (de otro modo, su actitud sería diferente), y sean muy felices. No puedo ocultar que responderles a ustedes me cuesta trabajo. Quisiera que mi trabajo sirviese para algo, porque si no podría dedicar mi tiempo a investigaciones más útiles.

Empiezo por Jose Antonio:
Te lo repito: no son creencias ni prejuicios, son certezas alcanzadas a través de mucha investigación rigurosa y exhaustiva; y de raciocinio lógico desapasionado.
Decir que una opinión es una “burrada” equivale a llamar “burro” al que la emite, y es un insulto. Constatar que un diario miente y manipula presentando documentos que así lo atestiguan es hacer una investigación y presentar los resultados. Son cosas completamente diferentes. Respecto a mi comentario sobre tu anonimato, sí reconozco que buscaba el tirón de orejas: me parece inmoral atacar a alguien sin dar la cara. Yo siempre firmo todo lo que publico con mi nombre, y a menudo cometo el error de exigir a los demás mi misma honestidad; me tienta hacerlo sobre todo a quien me ataca de algún modo.
1. Confundes temas. Yo dije, como tú mismo citabas para tu crítica, que las medidas de Chávez estan “avaladas por la población”, no que sean o no correctas. Mi interés es destacar el poco respeto de “El País” por la democracia venezolana, juzgando dictatoriales medidas avaladas por la población, como ya he demostrado (a traves de un apoyo electoral mayoritario reeditado). Sobre si las medidas resultarán a la postre correctas o beneficiosas todos podemos discutir: lo que no podemos es poner en duda la soberanía de un Gobierno avalado por el voto democrático, como hace continuamente el PP en España, por ejemplo.
2. Eres muy libre de considerar poco creíbles e insuficientemente justificadas mis afirmaciones, como ya he dicho las ciencias políticas y sociales son hermenéuticas, no exactas. Yo ofrezco mis razones, tú simplemente las niegas: ofréceme tú las tuyas, señala mis inconsistencias, y estableceremos un debate enriquecedor.
3. En este punto estás mucho más fino y haces lo que sugiero en el anterior. Ante todo, mis consideraciones sobre ti están de más, sin duda, y te pido disculpas si te he ofendido. Luego, en efecto, mi exposición no es sólida, no ofrece grandes razones. Esto se debe en primer lugar a que el objeto principal del artículo no es desacreditar a “El País” sino congratularme por una buena noticia, mencionando de modo adyacente la manipulación de ese diario. Hace tiempo que pienso en un artículo documentado y muy sólido que demuestre inequívocamente mis críticas a “El País”, pero es un trabajo considerable que por ahora no puedo afrontar. En mi endeble crítica, en efecto, cuento con varios supuestos, que están claros para mí pero tal vez no tanto para un lector con menos espíritu crítico: el historial de artículos tendenciosos publicados en “elpais.com” y su línea editorial económicamente neoliberal. Mi conocimiento de estas características del diario me llevan a pensar que el objeto de su artículos sobre Chávez no es informar subjetivamente. Sobre el los intereses económicos del grupo Prisa que cito como explicación a esta tendenciosidad, tenía en el momento de redactar mi artículo una información superficial, he aquí nuevas informaciones, tomadas del autorizado “Periódico Diagonal”: http://www.diagonalperiodico.net/article1145.html?var_recherche=chavez+prisa
En este artículo he podido comprobar que tenías razón en lo que se refiere a la participación mutua en el accionariado de estas empresas: no hay tal, se trata de una relación comercial (publicidad). Sin embargo, los intereses son los mismos. Podrás encontrar una guía acerca de quién controla los medios en Venezuela y Bolivia (tema que planteas en tu punto 4, mostrándote escéptico). Te ofrezco también un artículo sobre manipulación periodística sobre Chávez, referido a “El Mundo”, pero que en muchos aspectos podría referirse también a “El País” pues el tono que utilizan ambos diarios es idéntico, naturalmente acorde con sus objetivos respecto al proceso de socialización de Chávez. Ahí va: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=52534
4. No era mi intención dar la impresión de ser una especie de Dios poseedor de la verdad diciendo “te concedo la razón”, algo que se puede suponer teniendo en cuenta que en mi respuesta precisamente rebato esas acusaciones. Evidentemente, se trata de una fórmula, que en rigor no tiene exclusivamente el significado que le atribuyes (ése es uno de ellos), yo lo uso en el sentido que lo usan los personajes de Platón en sus diálogos, es decir de “reconozco que tienes razón”. Pero es cierto que este sentido es rebuscado y usándolo doy lugar al equívoco que, en efecto, se ha producido.
El resto de tu comentario se refiere a la autoridad de mi método hermenéutico, del que ya he hablado. Respondo ahora a Jorge Cañizales:
1. Digo en mi artículo “(...) las televisiones privadas, propiedad de las multinacionales extranjeras (...)”. Bien, el término “propiedad” lo uso en sentido metafórico para querer decir “en manos de”. Si no se entendió, lo lamento. Para basar esta afirmación me baso en la lógica del capital de la que he hablado antes. Cualquier TV privada es, por ser tal, un ente dedicado a ganar dinero.Eso por un lado, por otro está el hecho de que es perfectamete posible que por medio de bombardeo informativo se cambie la dirección del voto de una sociedad entera. Luego, viendo los ataques de los medios privados a un presidente cuyas medidas económicas favorecen a los necesitados (el llamado “populismo”) en detrimento de los empresarios, a los que está recortando drásticamente el mercado al entregar al pueblo sectores clave (comunicaciones, energía), infiero lógicamente que las empresas son quienes pagan a las TV privadas para construir las campañas de descalificación que de hecho existen. Si no existiese esta dinámica y las TV tuviesen una ética, no podrían hacer otra cosa que estar de acuerdo con las medidas de Chávez. Sobre todo esto te recomiendo la lectura de este artículo que ya recomendé a Jose Antonio: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=52534
Por cierto, sean o no multinacionales, todas son susceptibles de ser compradas para hacer los intereses de los empresarios. Aún digo más: empresas europeas que no tuviesen ningún interés económico en Venezuela se alegrarían de la caída de Chávez. Porque él supone una amenaza para todos los empresarios del planeta, supone la alternativa al capitalismo, la posibilidad de una sociedad justa y próspera a la vez. Por eso el empresario irá siempre contra él, aunque no tenga interés directo ni le pague ningún empresario que sí lo tenga.
2. No se lo vendían al pueblo. Se lo vendían a empresas del sector energético, estadounidenses las más, que por medio de la CIA y sus medios de comunicación (propiedad de capital norteamericano o con intereses afines a ellos), y una entera red de corrupción estatal garantizaban la estabilidad de estos regímenes expoliadores, como ha sucedido durante toda la historia de Latinoamérica y está ampliamente documentado (por favor no me hagas buscar los libros, hazlo tú mismo).
Por último me hablas del Comunismo soviético. Es un recurso conocido de los partidarios del liberalismo poner el ejemplo del fracaso de la URSS como constatación de la inviabilidad de un modelo de sociedad socialista. Esto es una simplificación falaz. La experiencia soviética fue eso, una experiencia. Que terminara en tan sonoro fracaso ha sido sin duda un escollo insalvable para intentar repetirlo. Sin embargo, las personas justas a las que les importa más la felicidad que la riqueza y la prosperidad, pensamos siempre en cómo hacer para que esto sea viable. La experiencia naciente de la Revolución Bolivariana en Venezuela no la miramos como la perdición y la amenaza de nuestro bienestar capitalista, sino como la esperanza de que exista un mundo más justo, por eso deseamos que triunfe. De momento, Venezuela ha crecido mucho gracias a la emancipación impulsada por Chávez y es de los países más prósperos de Latinoamérica, y subiendo. Precisamente porque la Revolución Bolivariana ha comenzado a ser una realidad plausible, se han redoblado los ataques para destruirla desde los sectores del Poder. Los altermundistas contemplamos con esperanza el proceso de emancipación de Latinoamérica que al fin logra poner de acuerdo a un grupo de naciones con una voluntad de oponerse al mezquino sistema de valores burgués, construyendo un eje en el que tenemos grandes esperanzas.
Jorge, en este mundo no se trata de buscar la riqueza. Se trata de buscar la felicidad. Te puedo decir que estuve en Cuba dos meses estudiando a fondo la sociedad socialista, y en general puedo decir (tal vez ya hayas oído testimonios parecidos) que pese a la pobreza de la población (que no miseria) la encontré más feliz que la nuestra. Hay muchos aspectos que no apruebo del Gobierno de Castro, pero mi impresión fue esta, y ese es otro tema...

Anónimo dijo...

soplapoyas

Xurxo Ventos dijo...

Pero hombre, ¿volvemos a las andadas? Ayyyy...

Anónimo dijo...

[url=http://www.onlinecasinos.gd]casino[/url], also known as accepted casinos or Internet casinos, are online versions of day-to-day ("chunk and mortar") casinos. Online casinos ok gamblers to filch up and wager on casino games capital of the Internet.
Online casinos superficially around provoke clear on the superstore odds and payback percentages that are comparable to land-based casinos. Some online casinos place into custody on higher payback percentages in the servicing of predictability automobile games, and some let something be known payout mass audits on their websites. Assuming that the online casino is using an aptly programmed unsystematic innumerable generator, recount games like blackjack pocket an established permit edge. The payout holding as a replacement representing these games are established sooner than the rules of the game.
Partition online casinos contract into part publicly watch or be in force their software from companies like Microgaming, Realtime Gaming, Playtech, Cosmopolitan Bump into rendezvous with with Technology and CryptoLogic Inc.